(Re)aprender inglés

24/02/2013

Un sistema educativo de espaldas a la comunicación oral, causa de que miles de españoles sigan sin poder hablar inglés

El lenguaje no ocupa un sitio en el cerebro. “Lo necesita todo para hacer algo tan complicado como recibir un sonido, codificarlo, convertir ese código en palabras, que tenga sentido, entonación…”, dice Gerard Conesa, neurocirujano del hospital del Mar y del Neurogrup, especializado en la preservación de las funciones lingüísticas del cerebro. Todo él está implicado, aunque el proceso de hablar, escuchar o leer, incluida la lengua de signos, genera flujos que siguen unas rutas determinadas.